Al evaporarse la humedad aparecen las eflorescencias en la superficie de las paredes

Autor del artículo Dr. Juan A. Viñas

Las eflorescencias son los cristalitos blancos que aparecen en las paredes y muros y están constituidos por las sales que el agua ha ido disolviendo al estar en contacto con los materiales usados en la construcción. Esas eflorescencias que aparecen en las paredes y suelos los deterioran progresivamente, y si no se elimina completamente, es la causa de no poder rehabilitar correctamente, porque evita la buena adhesión a las paredes de los materiales de construcción como son morteros, enlucidos y pinturas.

1. ¿Qué son las eflorescencias?

 Las eflorescencias en las paredes aparecen al evaporarse el agua  que las había disuelto

Las eflorescencias están formadas por el polvillo o cristales blancos que aparecen en la superficie interior o exterior de las paredes de un edificio al evaporarse el agua que contenia la pared y que había disuelto materiales de construcción. Estas sales son generalmente sulfatos, carbonatos o nitratos, que son corrosivos con los materiales que las rodean, y causan manchas en la superficie de las paredes.

El origen de las humedades que causan las eflorescencias puede ser diverso como:

  • Humedades por capilaridad que proceden de la humedad de la tierra de alrededor que penetra paredes y suelos disolviendo las sales de los materiales de construcción.
  • Humedades por condensación, debido a que se deposita la humedad ambiente en las zonas frías, pudiendo penetrar en las paredes hechas con materiales que absorben la humedad.
  • Humedades por filtraciones de fugas en conducciones de agua, grietas en paredes o techos, o corrientes de agua subterránea que empapan los materiales de construcción y en consecuencia disuelven sus sales.
  • Agua de lluvia que inciden en las paredes exteriores de la casa, y si estas son absorbentes del agua los materiales superficiales de construcción pueden ser disueltos y originar restos blanquecinos en la superficie al evaporarse el agua.

2. ¿Causas y tipos de eflorescencias?

 Las eflorescencias en las paredes aparecen al evaporarse el agua  que las había disuelto

Siempre la causa de las eflorescencias es el agua que ha disuelto las sales de los materiales de construcción de las paredes y pueden diferenciarse cada tipo por el origen del agua que ha penetrado en esos materiales y las principales causas son:

Deficiencia en el secado o acabado de los ladrillos de obra vista que causa que el agua en exceso disuelva partes constitutivas del mismo, dejando unas manchas blancas en la pared y en la superficie del ladrillo vista.

Mortero con arena con sal marina que por el agua que se usa en su aplicación acaba disolviendo esas sales y aparecen manchas blanquecinas sobre la pared de obra vista.

 Las eflorescencias en paredes de hormigón además de los daños estéticos puede producir fisuras

En paredes de hormigón el terreno húmedo de alrededor o el agua de lluvia pueden disolver los sulfatos de la arena utilizada y además de aparecer eflorescencias salinas en la superficie, también origina grietas en el hormigón por el aumento de volumen de esas sales con el agua absorbida.

Las humedades por capilaridad es la causa externa más común para la aparición de eflorescencias en paredes, ya que el agua que asciende desde el subsuelo, por los poros de los materiales de construcción los acaba disolviendo y ascienden por las paredes con el agua, y quedan los restos en la superficie al evaporarse el agua que los transportaba.

Las humedades por condensación generan más moho que eflorescencias si los materiales de la superficie de las paredes no absorben fácilmente la humedad que se deposita sobre ellos

La causa más agresiva y rápida en la destrucción de las paredes son las filtraciones, y al resolverse y secarse dejan un rastro superficial de eflorescencias en el ladrillo.

3. ¿Qué consecuencias traen las eflorescencias?

 Las eflorescencias en paredes pueden aparecer tanto sobre le mortero de unión como sobre el ladrillo

Las consecuencias de las eflorescencias en las paredes son:

  • En paredes de ladrillo de acabado visto son las manchas blancas que lo acaban recubriendo y que lo afean estéticamente y además lo va deteriorando poco a poco.
  • Si el mortero utilizado tiene restos de sal marina, ésta se disuelve en el agua y acaba cubriendo las juntas de los ladrillos, o las piedras interiores o exteriores de acabado.
  • Si las paredes tienen un enlucido de yeso o mortero, las sales que ha disuelto el agua acaban haciéndolo saltar, produciendo desagradables desconchones.
  • Las pinturas de acabado por muy buena calidad que tengan acaban creando bolsas en la pared y desconchones antiestéticos.
  • En paredes de hormigón aparecen manchas blancas en la pared y si las arenas utilizadas son ricas en sulfatos pueden estos aumentar de volumen al absorber el agua, y crear grietas que hacen peligrar la consistencia de la construcción.
 Las eflorescencias conllevan desconchones en las paredes



4. ¿Cómo tratar los problemas de las eflorescencias?

Existen distintos procedimientos para quitar las eflorescencias salinas de las paredes, pero si no se elimina definitivamente las humedades que las originan, estas volverán irremediablemente a salir.

  • Los morteros a la cal pueden ralentizar ese proceso más de 1 año, pero si no se elimina la humedad en ese tiempo, volverán a aparecer los problemas otra vez.
  • El sistema más extendido es sacar las eflorescencias en el ladrillo con agua a presión, y secar la pared con un convector de calor, aunque este proceso debe repetirse al cabo de unos días.
  • Los sistemas con ácidos diluidos que exponemos a continuación, requieren que protejamos los ojos y manos para no tener consecuencia sobre nuestra piel y vista.
  • Si la zona a tratar es reducida se puede usar vinagre o ácido cítrico diluido 1/10.
  • Otro sistema es con ácido muriático disuelto en agua a una proporción de 1/12.
  • Después de la aplicación con brocha o rodillo es aconsejable dejar reposar 2 días y aclarar la pared con un poco de agua tibia a presión.

5. ¿Cómo eliminar las eflorescencias?

El HS-221 rechaza la humedad por capilaridad hacia el subsuelo

Indudablemente para eliminar las eflorescencias y que no vuelvan a salir más, es necesario eliminar definitivamente las humedades que las originan.

Humedades por capilaridad : son las que vienen de la tierra ascendiendo por el suelo o por las paredes y también las humedades que penetran lateralmente en paredes soterradas, la solución garantizada es el sistema electro-físico HS-221.

La solución del sistema HS-221 no necesita obras para instalarlo y se cuelga en una pared maestra en menos de 3 minutos.

El HS-221 transmite por paredes y suelos unas ondas de muy baja frecuencia (1kHz) que están certificadas de ser inocuas para la salud de las personas, animales y plantas.

-Humedades son por condensación: aparece en las esquinas, rincones y las uniones entre paredes y techo, están originadas por no extraer al exterior el vapor que genera en el interior de la casa al cocinar y usar la ducha. La solución para ese tipo de humedades es colocar un extractor en el cuarto de baño y otro en la cocina y usarlos durante unos minutos hasta que se haya extraído todo el vapor de agua que había en el ambiente.

Otra solución es instalar un sistema de ventilación forzada, que toma el aire del exterior lo calienta si está frío y lo hace circular por toda su casa.

-Humedad por filtración:si la humedad que empapa las paredes está producida por una filtracion en una grieta del muro o techo hay que repararla inmediatamente para evitar un desastre posterior.

humedad por una fuga en un desagüe: las eflorescencias son nitratos y pueden tener una olor molesto. Es urgente la reparación pues se incrementa cada día su proceso destructivo.

-Cuando la lluvia cae sobre una pared hecha con elementos que absorben el agua: para evitarlo conviene poner un zócalo de unos 50cm de piedra impermeable y pintar la pared con una pintura hidrófuga que escupa el agua que cae sobre ella.

6. ¿Cómo prevenir las eflorescencias?

 El exterior conviene protegerlo de la lluvia con un zócalo y pintura hidrófuga

Existen varias actuaciones para prevenir las eflorescencias.

  • -Si estamos construyendo el edificio es importante utilizar ladrillos o bloques de hormigón que no tengan humedad residual en el interior, y protegidos superficialmente para no absorber el agua que pueda estar en contacto.
  • -Es muy importante utilizar un mortero cuya arena no sea marina ni con cloruro de sodio ya que la humedad la disolverá y aparecerán manchas en el exterior al evaporarse el agua usada al hacer el mortero.
  • -La cara exterior de las paredes conviene que tengan un zócalo de piedra impermeable como es la pizarra.
  • -Es conveniente que las paredes exteriores sujetas a la lluvia tengan una capa hidrófuga y no empape la lluvia los materiales de acabado de las paredes.
  • -Es imprescindible eliminar cualquier tipo de humedad que haya dentro del edificio, tomando en cuenta las precauciones expuestas en el apartado 5 de ¿Cómo eliminar las eflorescencias?.

7. Humitat-Stop, especialistas en problemas de Humedad por Capilaridad

Para eliminar el problema de las eflorescencias en paredes y suelos originadas por las humedades por capilaridad, la solución consiste en secar con el HS-221 y eliminar los restos de eflorescencias con los métodos descritos en el apartado 4.

El HS-221 elimina las humedades por capilaridad y en consecuencia a los insectos que conlleva

La solución más eficaz para eliminar las humedades por capilaridad que suben por suelos y paredes es la instalación de HS-221 de Humitat-Stop.

Una vez que el suelo y la pared estén secas se puede eliminar los restos de las eflorescencias por los sistemas descritos anteriormente.

Si sospechas que puedes tener humedad en las paredes, contacta con nosotros y te ofreceremos un diagnóstico gratuito.