Humedades procedentes de tejados y terrazas

La humedad procedente de tejados y terrazas está ocasionada por las fisuras en la impermeabilización. Estas fisuras pueden tener su origen en los cambios bruscos de temperatura ambiente y asentamiento de los cimientos de los edificios.

La impermeabilización de tejados y terrazas

La impermeabilización de tejados y terrazas en principio son fáciles de resolver si se toman medidas de seguridad durante nuestro acceso a la terraza o tejado.

Hay que distinguir entre las fisuras visibles del exterior y los poros no perceptibles.

Para resolver el problema de las fisuras visibles se aplicará sobre ellas una silicona neutra de construcción transparente. Ayudaremos a penetrar y extender la silicona con ayuda de los dedos usando un guante de goma.

Es un trabajo lento pero que es muy eficaz para la primera fase de la solución.

Para eliminar los poros no visibles se consigue usando líquidos transparentes impermeabilizantes. Estos deben ser apropiados para, tejas, piedra, ladrillo, cemento, terrazos etc. Además de impermeabilizar normalmente tienen una función fungicida retardando la proliferación de hongos.

humedad procedente de tejados y terrazas

Aplicación de líquidos impermeabilizantes

Estos líquidos son fácilmente obtenibles en cadenas de bricolaje. Existen distintas marcas con la misma funcionalidad de impermeabilización de material de construcción y de uso exterior.

Antes de aplicar estos líquidos es necesario limpiar la superficie eliminando las partículas sueltas, el polvo y los desconches.

Estos líquidos conviene aplicarlos con brocha o con pistola. Se aplicará la cantidad necesaria para que ya no absorba más, el material de base de la terraza o tejado.

Conviene dar una segunda capa para asegurarnos un buen sellado después de secarse la primera capa.

Como indicación la cantidad necesaria por metro cuadrado a proteger es de 0´3 litros. Puede variar dependiendo de la porosidad de los materiales.

Los resultados son espectaculares e inmediatos pero para quitar el agua que ya ha penetrado en las paredes por los poros de los materiales de construcción, sólo se puede eliminar con un sistema HS-221 de Humitat-Stop.